Contador de Visitas

jueves, 22 de enero de 2009

¿CÓMO HAGO PARA SALIR DE MIS DEUDAS?



PARE YA LAS DEUDAS:
No siga viviendo en ese ambiente. Decida hoy mismo no endeudarse más. Renuncie a todo lo que te puede endeudar más, Luego de esa decisión usted verá Milagros por glorificación.

SALGA DE LAS DEUDAS QUE YA TIENE Y PARA ESO COMIENCE CON LO QUE YA TIENE:
“Tu sierva no tiene sino una vasija de aceite”. Algo tienes, quizás no tienes mucho, pero algo tienes y recuerda que Dios va usar lo poco que tienes, recuerda al niño con sus dos panes y peces. No necesitas mucho, sólo querer salir. Y poner lo poco en las manos de Dios.

NO ESPERE QUE DIOS LO HAGA TODO…HAZ TU PARTE:
“Sal y pide a tus vecinos que te presten sus vasijas; consigue todas las que puedas.
Luego entra en la casa con tus hijos y cierra la puerta. Echa aceite en todas las vasijas y, a medida que las llenes, ponlas aparte”. Nunca saldremos de ese ambiente si sólo esperamos que Dios haga milagros, pero no hacemos nuestra parte. Recordemos que Dios hará lo que yo no puedo, pero él jamás hará lo que yo puedo hacer.

OBEDEZCA LOS PRINCIPIOS DE DIOS:
“En seguida la mujer dejó a Eliseo y se fue. Luego se encerró con sus hijos y empezó a llenar las vasijas que ellos le pasaban. Cuando ya todas estuvieron llenas, ella le pidió a uno de sus hijos que le pasara otra más, y él respondió: «Ya no hay”.
• Esta mujer obedeció. Aunque no entendió todo, aunque el profeta no le dio detalles, ella obedeció.
• Dios no siempre nos da detalles ni nos explica su plan, pero da instrucciones y lo que vale es cuanto obedezco. La Palabra de Dios tiene muchisima instrucción sobre las finanzas y necesito comenzar a vivir no según lo que el mundo dice, sino según lo que la Palabra de Dios dice.
• Viva en los principios de Dios.

LA PROVISIÓN SOBRENATURAL LLEGA HASTA DONDE LLEGA MI PROACTIVIDAD.
“Cuando ya todas estuvieron llenas, ella le pidió a uno de sus hijos que le pasara otra más, y él respondió: «Ya no hay.» En ese momento se acabó el aceite”.
• Nunca olvidemos que hay un límite para todo en la vida.
• Aún la manera como Dios opera tiene un límite.
• Yo me detengo, Dios se detiene. Yo camino, él camina.
• Hechos 12. El ángel limitó su acción en la cárcel donde estaba Pedro hasta que el se vistiera, se pusiera sus sandalias y lo siguiera.

COMIENCE A SER MÁS RESPONSABLE.
La mujer fue y se lo contó al hombre de Dios, quien le mandó: «Ahora ve a vender el aceite, y paga tus Deudas.
• Ahora que el milagro sucedió y el aceite se multiplicó no espere que Dios se lo venda. Salga a vender. Toda la familia tuvo que trabajar intensamente para poder ver el milagro. El trabajo que el esposo debía de haber hecho a lo largo de los años lo tuvo que hacer la familia en pocos días. Muchos quieren ver milagros financieros sin botar una sola gota de sudor.
• El aceite era un producto muy esencial: El aceite se podía vender fácilmente porque se usaba para cuatro cosas primordialmente: Como alimento, para alumbrar la casa, para ungir los cuerpos luego de bañarse y para ungir a los muertos. Por ello algunos creen que esta mujer guardaba el poco aceite que tenía últimas comidas o para ungir el cuerpo de sus hijos al morir o de ella.
• Paga tus deudas. En otras palabras, no disfrutes el milagro en caprichos, se responsable. Uno encuentra gente a quien Dios les multiplica el aceite pero se olvidan de salir de las deudas.

CAMBIA TU ESTILO DE VIDA DE ACÁ EN ADELANTE.
“Con el dinero que te sobre, podrán vivir tú y tus hijos”.
• El milagro tiene un propósito, impulsarme a hacer mi parte. Anda y vende, paga y vive de lo que queda. Dios hizo su parte ellos tienen ahora que hacer la de ellos. Sino vendes no pagas ni comes. Cuatro verbos son claves en el verso 7. Anda…Vende..Paga…y Vive.

Qué Dios te ayude a dar los pasos de tu liberación económica. Recuerda que se vive por principios y no por emociones. Este es el primer día de tu liberación económica.

Que Dios te ayude el resto del camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos seran de mucha ayuda para mejorar.