Contador de Visitas

lunes, 1 de octubre de 2012

CIUDAD VIEJA, SEGUNDA ciudad y primera CAPITAL del Reino de Guatemala en el Valle de Almolonga


Foto, César Morales
Casa de Cabildos, Ciudad Vieja Sacatepéquez
Muchos se preguntan en qué lugar de Guatemala se llevo a cabo la primera fundación de la Ciudad de Guatemala, unos dicen que en Iximché, que en Kaqchikel significa, árbol de maíz, otros dicen que en el Valle de Almolonga, que en náhuatl, significa «Lugar donde mana o brota el agua» hoy Ciudad Vieja. Lo cierto es que los españoles provenientes de las Tierras Mexicanas, llegaron a Guatemala y los que encabezaban la expedición notaron que Iximché reunía las condiciones ideales: tenía grupos de indígenas para el trabajo y construcción, áreas idóneas para pastoreo y cultivo, así como fuentes de agua potable.

Don Pedro de Alvarado fundó la Ciudad de Guatemala el 27 de julio de 1525 en Iximché, según las actas de fundación de la ciudad (libro viejo) a la que llamó Santiago en honor al Apóstol.

Las constantes exigencias y maltratos que practicaban los españoles sobre los kaqchikeles aceleraron su despertar. Pronto los kaqchikeles se rebelaron y su constante resistencia motivó el traslado de la ciudad.

No duro mucho la estadía de los españoles en tierras kaqchikeles y en 1526 la Ciudad fue trasladada al Valle de Almolonga.

El 22 de noviembre de 1527 se funda la segunda ciudad de Santiago de Guatemala, en el valle de Almolonga, fundada por don Jorge de Alvarado y Contreras, hermano del Conquistador de Guatemala, Don Pedro de Alvarado y Contreras. Este mismo día se mandó señalar sitio para un oratorio entre otras cosas. Lo que se ejecutó en Cabildo del 20 de julio de 1530. El oratorio fue llamado Iglesia de Santiago de Guatemala, siendo la primera parroquia fundada en esa ciudad.

En 1,527 Don Pedro de Alvarado viajó a España y se entrevistó con el emperador de España Carlos V. Es este su momento de mayor gloria, al recibir del emperador los nombramientos de Gobernador, Capitán General y Adelantado de Guatemala, permitiendo que de esta manera la Segunda Ciudad de Santiago se elevara a la Primera Capital del Reino de Guatemala.

Aprovechando esta visita Pedro de Alvarado junto con su esposa doña Beatriz de la Cueva, hacen las siguientes peticiones al Real Consejo de Indias y al Emperador, solicitando la fundación de la diócesis, la elevación de la Iglesia Parroquial a Catedral, y la designación del entonces presbítero y párroco Francisco Marroquín, para que fuera su primer obispo en La ciudad de Santiago de los Caballeros.

Cinco años después en el año 1532, el emperador Carlos V a solicitud de Don Pedro de Alvarado y su Esposa doña Beatriz de la Cueva pidió al Papa Paulo III el nombramiento como “Obispo, Pastor y Cura de La Provincia de Guatemala” para el Licenciado Francisco Marroquín, quien desde 1,530 fungía como Vicario del Obispo de México.

El Licenciado Francisco Marroquín no tuvo que esperar mucho, sin duda alguna las influencias que tenía Don Pedro de Alvarado con la monarquía española era sin duda alguna mayor a la que se esperaba, dos años después que el papa Paulo III recibiera de manos del emperador Carlos V la solicitud de nombramiento del Obispo para la Ciudad de Santiago de Guatemala, el 18 de Diciembre de 1,534 el papa Paulo III, por bula pontificia fechada en Roma, otorga la categoría de Ciudad a la Villa de Santiago de Guatemala por autoridad apostólica y a su iglesia la jerarquía de Catedral, bajo la advocación del apóstol Santiago. Privilegio especialísimo concedido solamente a Guatemala y que, por consiguiente, dio origen oficial a la denominación de la categoría de poblado.

Su consagración tuvo lugar el 7 de abril de 1,537 en México, siendo la primera consagración episcopal en América.

El 18 de enero de 1538 tomó posesión del obispado en la Catedral de Santiago de los Caballeros en el Valle de Almolonga.

El nombramiento que recibió don Pedro de Alvarado como Gobernador, Capitán General y Adelantado de Guatemala, la elevación de la parroquia a Catedral, el nombramiento del presbítero Francisco Marroquín a Obispo, permiten que la Actual segunda ciudad se convierta en Primera Capital del Reino de Guatemala, Recordemos que las Capitanía General fueron territorios dirigidos por un jefe militar que desarrollaba el poder civil y judicial. Durante la Colonia eran cuatro capitanías generales: Santo Domingo, Guatemala, Venezuela y Chile.

El título de adelantado iba asociado con el de gobernador y capitán general, porque a quienes se les otorgó el título, generalmente se les encomendó la exploración, descubrimiento y conquista de un determinado territorio.

Estos gobernadores, llamados "lugartenientes” generalmente tuvieron la facultad de repartir las tierras y los solares, otorgar encomiendas de indios, dictar ordenanzas y ejercer la jurisdicción civil y criminal; en síntesis, la suma del poder. Tenían funciones y atribuciones muy parecidas a las del virrey. Eran nombrados por el rey, en consecuencia eran su representante personal. Su jefe inmediato era el virrey, pero podía dirigirse directamente al rey cuando lo considerar necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos seran de mucha ayuda para mejorar.