Contador de Visitas

lunes, 1 de octubre de 2012

El paseo del Pendón Real en Ciudad Vieja

  
Paseo del Pendón Real o Estandarte Real realizado en el Valle deAlmolonga en tiempos de la Colonia
 El Paseo del Pendón o Paseo del Pendón Real era una ceremonia que se celebraba en algunas ciudades de la América española como parte central de las festividades organizadas en conmemoración de la fundación o la conquista. Como su propio nombre indica, el Paseo consistía en un desfile encabezado por el Pendón Real (el Estandarte Real) y en el que participaban las principales personalidades que, según el caso, podían ser miembros del Cabildo, de la Real Audiencia y las más altas autoridades virreinales.

El Paseo, que era entendido como una demostración de lealtad hacia la Corona, podía ser acompañado de celebraciones religiosas, bailes, fuegos artificiales o corridas de toros.

En la Recopilación de las Leyes de las Indias, mandadas imprimir y publicar por su Majestad Católica del Rey Carlos II, en Madrid en la imprenta de Julián Paredes en el año de 1681, encontramos que el 28 de Mayo de 1530, su majestad el Rey Carlos II, dispuso la “Ley Lvj que da forma en el acompañamiento del Pendón Real, cuando saliese en público.

LEY LVI. De 1530 a 1680. —Que da forma en el acompañamiento del pendón real cuando saliere en público. En las ciudades de las Indias es costumbre usada y guardada, sacar nuestro pendón real las vísperas, y días señalados de cada un año, y el de Pascua de Reyes en Lima: el de San Hipólito en Méjico, le lleva un regidor por su turno, y acompañándole, para mayor honra y veneración, el virey, oidores, y regimiento van a vísperas y misa: en Lima a la iglesia mayor, y en Méjico a la de San Hipólito. Y porque nuestra voluntad es, que esta costumbre se continúe, mandamos, que los vireyes, presidentes, y audiencias de nuestras Indias, en las ciudades principales donde las hubiere, asistan a esta ceremonia , como se hace en Lima y Méjico, y lleve el pendón el regidor a quien tocare por turno, desde el más antiguo, donde no hubiere alférez real por Nos proveido, cuyo lugar hade ser el izquierdo del virey ó presidente, porque á el derecho ha de ir el oidor más antiguo; y en las ciudades donde Do residiere audiencia, le acompañen el gobernador, corregidor, o justicia mayor , y regimiento, desde la casa del regidor , o alférez mayor que le lleva, hasta que vuelva a ella; y en cuanto al lugar que ha de tener en la iglesia, y acompañamiento, se guarde la costumbre. Y asimismo la guarden los vireyes presidentes - y ministros en acompañar a nuestro pendón real, y sin gravísima causa no se excusen. “El Emperador Carlos V, la Emperatriz G. en Madrid 28 de Mayo 1530.
José Iturriaga (2006). Universidad Nacional Autónoma de México. ed. Ustedes y Nosotros.
Protocolo del cabildo secular mexicano en los actos públicos del siglo XVIII.
Biblioteca de la Legislación ultramarina

El Paseo del Pendón Real –además de las autoridades reales, civiles, religiosas, académicas y nobleza, se hizo acompañar por maceros al ser un privilegio del Cabildo, esto fue a partir del año 1600.

El pendón es una insignia de la Edad Media. Es dos veces más larga que ancho, cortado en disminución hasta la punta. Se origina del latín pannus, trapo o pedazo de lienzo que está colgado.

En la Baja Edad Media, los Reyes concedieron Pendones a Villas y Ciudades para uso exclusivo de los municipios y por ese motivo se les nombró Pendones Concejiles. El color fue carmesí y lo portó una persona distinguida, designada por el Ayuntamiento. El Pendón Real “llegó a ser orgullo y símbolo de un lugar.” http://es.wikipedia.org/wiki/Pendon

Actualmente se le nombra Pendón a la insignia de las Cofradías o Hermandades religiosas.

El paseo del Pendón Real en Ciudad Vieja

El 22 de noviembre de 1527 manda Jorge de Alvarado se señale sitio para la Iglesia de Santiago el que al tomamos posesión (dice) por nuestro patrón y abogado y prometo de le solemnizar y festejar su día con le hacer decir sus vísperas, y su misa… y mas que le regocijaremos con toros, cuando los hayan y con juegos de cañas y otros placeres. Consta por varios cabildos de los años siguientes que se procuró cumplir esta promesa, y don Francisco de fuentes y Guzmán asegura haber visto estas en tiempo del gobierno del conde Santiago, mas aunque estas fiestas han cesado desde el año 1657 que murió dicho conde, no así las fiestas de la Iglesia que se solemniza hasta el día de hoy con maitines cantados, misa y sermón y asistencia de tabla general. Remesa en el libro 1o capitulo 2do

La fiesta de Santa Cecilia Virgen y Mártir sin embargo, que por lo tocante del coro, solo es doble mayor, como patrona menos principal, mas por lo que mira el aparato exterior, es de primera clase y concurren en ella algunas circunstancias particulares, que la hacen la función más aplaudible de todo el año, pues aunque los autores Regnícolas. (Regnícolas, Natural de un reino. II m. Escritor de cosas especiales de su nación.) No converjan en el porqué, es constante en que de tiempo inmemorial, se saca en este día por las calles el Real Pendón, con solemne acompañamiento de la Real Audiencia y vecindario concurriendo a este acto tan festivo los Indios de Almolonga vestidos de soldados, como que ayudaron a los españoles a la conquista de este Reino y algunos de ellos sacan Arcos vistosamente adornados con plumas de quetzal y otros dijes, gozando en esta función el Alférez Real o el capitular que lleve el Pendón, lugar inmediato al señor presidente y en la iglesia se le pone silla presidiendo a todo el cabildo. De suerte que todo el aparato de este día persuadirá a cualquiera que no haya leído las historias, que en el se ganó la provincia e igualmente el sermón es sobre la conquista de este reino. Remesal libro 1o capitulo 2do

El 28 de julio de 1,532 es otorgado el Escudo de Armas mediante Real Cédula a la Ciudad de Santiago en el Valle de Almolonga por la Reina Juana Primera “La Loca”, con este otorgamiento se evidenciaba la importancia de dicha ciudad tal y como consta en la cedula Real. “Y considerando que la dicha ciudad es el más principal pueblo, que hasta ahora en la dicha provincia se ha hallado poblado..." sigue leyendo en la entrada:

«La Plaza se admiraba hermosa con la variedad de plumas que ostentaban los Indios de Almolonga en su Marcha a los cuales pertenece esta Ceremonia por haber coadyuvado a la Conquista de este Reino viniendo desde Tlascala por los Españoles y por este y otros muchos servicios los hizo el Emperador Carlos V. Caciques no tributando ni teniendo Carga alguna acabadas las Vísperas entrego el Mro. De Ceremonias el Pendón y salieron todos acompañando a la Real Audiencia hasta Palacio y después al Pendón a las Casas de Cabildo donde se sirvió un abundante refresco de exquisitos Dulces y aguas. Los Indios hicieron Salva a la entrada y salida» (GG, nº 1, noviembre de 1729).

(El Alférez Real era un integrante del cabildo indiano. Era un cargo honorífico, puramente ceremonial, y su única función consistía en pasear el estandarte real en los días de fiesta y en las ceremonias oficiales. El estandarte real representaba al soberano español.

A pesar de ser un gran honor este cargo, en muchas partes del Imperio español no era especialmente deseado, dado que conllevaba la obligación de solventar de su propio dinero los gastos de agasajos y fiestas, y las monedas que se arrojarían a la plebe) http://es.wikipedia.org/wiki/Alfarez_real

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos seran de mucha ayuda para mejorar.