Contador de Visitas

lunes, 22 de septiembre de 2008

EL SIERVO-LIDER EXISTE PARA MOSTRAR O EJERCER AUTORIDAD, EL LIDER EXISTE PARA IMPONER AUTORIDAD.


Autoridad no es controlar. Autoridad no es imponer. Autoridad no es gritar. “Dios me ha dado autoridad en el cielo y en la tierra” Dijo el Señor Jesús. Pero esa autoridad no fue impuesta pero fue demostrada en su manera de vivir. La autoridad de un líder es impuesta y en su imposición destruye vidas….Para él lo más importante es el reglamento. Para el siervo lo más importante es demostrar con su vida que la autoridad le ha sido transferida.
La autoridad del siervo es demostrada en su propia vida y cuando la ejerce, aunque no guste, todos saben que es necesaria.
No hay autoridad más fuerte e impresionante que la vida misma. La credibilidad, la honestidad, la vida de carácter es la fibra central, la médula indiscutible de la autoridad. Hoy, la gente ya no busca tener líderes con carisma, verbo y estilo, lo que el pueblo busca hoy son siervos con una autoridad que fluye del corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos seran de mucha ayuda para mejorar.