Contador de Visitas

lunes, 22 de septiembre de 2008

UN SIERVO-LIDER EXISTE PARA ORAR, UN LIDER EXISTE PARA HABLAR.


Cuando el servidor vive en el santuario de la oración se percibe el aceite fresco de la presencia del Rey. Lo que más hacía el liderazgo de la Iglesia primitiva era orar.
Hechos 3: nos muestra dos hombres que marchan al templo a orar.
Hechos 4: un grupo de hijos de Dios claman en oración y todos fueron llenos del Espíritu Santo.
Hechos 5: el pueblo y los líderes oran y son libres del temor.
Hecho 6: Los líderes deciden que ellos deben concentrar en la oración y el ministerio de la Palabra. ALELUYA, los siervos saben que fueron llamados para orar…orando cuando todo está bien..y oran cuando todo parece ir mal. Oran en el conflicto y en la felicidad. Saben que el motor de sus ministerios solo funciona con el combustible de la oración.
Cuando los siervos se olvidan y se convierten en Líderes, sustituyen la Oración por el hablar. Hablan en las mesas directivas. Hablan en los púlpitos. Hablan en las convenciones y actividades. Hablan y sólo hablan. Las alabanzas al Padre son sustituidas por las auto-promociones, las oraciones de autoridad contra Satanás, son sustituidas por los argumentos y discusiones de asambleas.
El síndrome de Díotrefes ya ha tocado a muchos siervos que olvidaron el llamado de la oración para convertirse en líderes de palabras.
“Pero Díotrefes no acepta nuestra autoridad por que le gusta mandar. Por eso, cuando yo vaya le llamaré la atención, pues anda contando chismes y mentiras contra nosotros.” III Juan 9,10.
Esta es la única mención de Diótrefes en las Escrituras. Era una persona de Preeminencia o de supuesto liderato en la congregación.
Posiblemente este hermano era un obispo o predicador de la iglesia del Señor No sabemos quien era realmente pero si sabemos que Diótrefes era culpable de tres actitudes y acciones particularmente
1- No respetaba la autoridad apostólica;
2- Hablaba en contra, de Juan diciendo cosas Calumniosas y maliciosas contra el Apóstol;
3- Se negaba a recibir a los hermanos.
¿Cuántas veces hemos tenido que soportar resignadamente acusaciones sin más fundamento que la envidia, los celos o el miedo?.
Diótrefes era Irrespetuoso: hacia la autoridad apostólica. Cuanta gente que se Siente grande, menosprecia a su padre espiritual cuando ya no lo necesita. Diótrefes era Chismoso: levantó una campaña de murmuraciones para desprestigiar al mismo apóstol, Diótrefes era Rebelde: similar a Coré, a absalom; uno contra Moisés, el otro contra David. Intentó quitar el espíritu Hospitalario de los miembros De la Iglesia.
Recordemos:
Servicio sin oración sólo abre la puerta para la discusión.
Servicio que viene de la Oración es el canal para una explosión, pero explosión de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos seran de mucha ayuda para mejorar.